A estos jóvenes no les atrae un parque, ni un centro comercial, ni mucho menos un juego electrónico. Para ellos ir al río, y hasta lanzarse del puente de Hurtado no les genera adrenalina, como si al parecer,  se los produce el esperar a que los camiones pasen para subirse por detrás y dejarse llevar hasta donde más se pueda.

El número de estos “aventureros” sube cada día, y así se evidencia a lo largo de la transversal 23, la avenida La Popa y  la Sierra Nevada lugares preferidos por ellos para esperar pacientemente a que pasen los pesados vehículos y sobre ellos  emprender la travesía.

La práctica más que divertida es altamente peligrosa, pues ya son varios los jóvenes que han perdido la vida luego de quedar debajo de las pesadas llantas. Ellos han perdido su existencia y los conductores se han ganado un problema.

Sin embargo es evidente que algunos conductores de estos vehículos, entre los que se encuentran carros lecheros, al parecer aprueban que los jóvenes se suban poniendo en riesgo sus vidas ya que muchas veces los observan y no se detienen a bajarlos.

Una condición muy común entre quienes se divierten de esta forma tan peligrosa, es el hecho de que estos jóvenes a veces pertenecen a las barras del Valledupar F.C y que incluso se dedican a limpiar vidrios de carros en los semáforos. Los demás son simples desocupados.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil video

También puedes leer...

Paciente psiquiátrico atacó con un hacha a vigilante

Un vigilante del hospital Rosario Pumarejo de López en Valledupar, por poco resulta herido…