Los habitantes del barrio Los Fundadores de Valledupar, que intentan hacer ejercicio en el parque Guzmán Quintero de su sector, no pueden hacerlo, o por lo menos, no tranquilamente. La razón, es que ese lugar destinado al esparcimiento y a la unión familiar, ha sido tomado por drogadictos.

Residentes en Los Fundadores denunciaron a La Tribuna del Cesar, que no hay hora vedada para los consumir alucinógenos en ese sitio, que hasta al mismo inspector de policía que despacha en un local ubicad en el entorno del parque, han arrinconado, porque este en reiteradas oportunidades les ha llamado la atención, siendo repelido de inmediato con palabras soeces.

De acuerdo con los impotentes ciudadanos, lo peor es que cuando llaman al cuadrante de la policía, es más lo que demoran en llegar que lo que duran en hacerse amigos de los consumidores, con quienes se les puede observar amenamente.

Y es que el consumo en el parque del barrio Los Fundadores, es alimentado por las ollas que operan en el sector, y que aunque han sido desmantelados en reiteradas oportunidades por la policía, al poco tiempo están abiertos despachando vicio.

Es lo que ocurre sobre la transversal 25, donde hay una olla que es operado por un hombre y su hija, quienes en alguna oportunidad fueron capturados junto a una mujer adulta mayor madre del sujeto. Al poco tiempo de ser dejada en libertad, esta señora fue indemnizada por esta captura, pero al morir, sus herederos tomaron el dinero para seguir operando el negocio de la droga.

“Necesitamos mano dura, efectividad por parte de las autoridades, que no se compinchen con estos delincuentes” dijo un morador de Los Fundadores que pidió mantener en reserva su identidad.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Comunidad

Puedes leer.

( AUDIOS ) Delincuencia sigue azotando al barrio Los Fundadores

Luego de que al principio de la semana, habitantes del barrio Los Fundadores de Valledupar…