El Paso, César. Octubre 20 de 2023. En un incidente de intolerancia que ha conmocionado a la comunidad, la presidenta de la Asociación de Juntas de Acción Comunal (Asocomunal) del municipio de El Paso, Kellys Pana, junto con su hijo menor de edad, Carlos Ramírez, fueron víctimas de agresiones físicas y verbales por parte de dos hijos del funcionario de la Alcaldía municipal, Sebastián Díaz, quien se desempeña como jefe de maquinaria.

Uno de los agresores, Deivis Díaz Payares, es actualmente candidato al Concejo Municipal, aspirando a representar a las comunidades en la corporación municipal. El segundo agresor, Jalklin Díaz Payares, trabaja para un contratista de la empresa Drummond.

El incidente, que se desató en medio de una discusión en el barrio Las Flores, dejó a la comunidad indignada al presenciar las agresiones infligidas a Kelly Pana y su hijo menor de edad. En un giro aterrador, un sobrino menor de edad del candidato al Concejo, Sebastián Parejo, amenazó con un revólver a cualquiera que intentara intervenir en la pelea provocada por sus dos tíos.

«El pasado viernes, alrededor de las seis de la tarde, me encontraba en la residencia del presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Las Flores. Este barrio estaba programado para ser intervenido en la reparación de las vías por la multinacional Drummond, con la cual se habían hecho acuerdos. Yo estaba en el lugar cuando llegaron los hermanos Díaz, quienes exigieron que el presidente saliera para discutir un asunto” dijo la líder social.

Añadió que ella trató de calmar la situación en varias ocasiones, pero los hermanos Díaz, en su furia, comenzaron a agredirlos  sin mediar palabra. El señor David Díaz Payares, candidato al consejo municipal, fue uno de los principales agresores y me causó heridas en la cabeza y otras partes del cuerpo. Mi hijo, menor de edad, también resultó herido cuando intenté protegerme” afirmó.

Kelly Pana explicó que la agresión se originó debido a problemas en el proceso de reparación de las vías en el municipio de El Paso. La falta de respuesta por parte de las autoridades locales, incluido el alcalde, ante los reclamos de la comunidad fue el desencadenante de la violenta confrontación.

La  líder social y su familia presentaron las denuncias ante la Fiscalía, Medicina Legal, la Personería Municipal y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Buscan que se reconozcan los derechos de su hijo menor de edad y que se tomen medidas adecuadas para garantizar la seguridad de la comunidad.

Este lamentable incidente representa un llamado de atención de las autoridades locales para abordar las preocupaciones legítimas de la comunidad y garantizar un entorno seguro y pacífico para sus residentes. Esta es la primera vez que se han enfrentado a una situación tan violenta, subrayó Kelly Pana en su entrevista.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Van 23 perros envenenados durante 20 días en un solo barrio de Codazzi

Agustín Codazzi, abril 23 de 2024. En el barrio Las Margaritas II del municipio de Agustín…