Ni la semana santa ni el toque de queda decretado por el Alcalde Mello Castro González, fue impedimento para que propietarios de los pick-up, – equipos de sonido de alto volumen- ubicados en el barrio Los Fundadores de Valledupar, perturbaran la tranquilidad de los moradores del sector.

Habitantes del populoso barrio ubicado en la comuna 4 de la capital del Cesar, dijeron que uno de los pick-up estuvo funcionando en la transversal 24 con diagonal 18, y el otro sobre la transversal 26 con diagonal 18 A.

“Allí usted veía a la gente bailando sin medidas de bioseguridad, llegaba la policía porque la gente los llamaba, pero al rato los patrulleros se iban y la fiesta continuaba normalmente” dijo un residente en el barrio Los Fundadores.

De acuerdo con los molestos ciudadanos, quienes habían montado estos espectáculos, cobraban 5 mil pesos por ingreso, mientras que la convocatoria la hicieron a través de las redes sociales.

Otro sitio donde funcionó otro pick-up, fue en un lote donde funciona una antena de Movistar ubicada en el barrio Pupo. Allí también pese al llamado del cuadrante, la policía se hacía presente, pero al salir la fiesta continuaba como si nada.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Comunidad

Puedes leer.

Pozos de inspección pusieron a trabajar el doble a operarios de Emdupar este fin de semana

A la vez que los vallenatos debieron encerrarse en sus casas por motivo del toque de queda…