Nuevamente la inseguridad está en los temas de conversación entre muchos habitantes de ese municipio del Cesar, debido a que los actos delincuenciales no han cesado y constantemente se ven actos vandálicos que roban la tranquilidad.

Según contó el líder comunitario Álvaro Castro, desde el inicio de la pandemia la situación empeoró y ningún sector se salva. En los parques, las zonas comerciales, los barrios, donde están situados los bancos y las vías que conducen a los sitios turísticos del municipio se puede presentar un acto delincuencial, que, incluso, puede poner en peligro la vida de las personas.

En el caso de los parques, son pocos los que no han sido afectados por los vándalos. “El parque de mi barrio Símón Bolívar y muchos otros han quedado oscuros, porque los vándalos se roban los cables, las batería de los paneles solares y esto conlleva a que lleguen a consumir drogas en la noche”, dijo Castro, argumentando que estos lugares terminan siendo epicentros de hurtos.

Agregó que las autoridades pusieron un sistema de alarmas en el municipio, pero para él es insuficiente ante la cantidad de casos que ocurren. “Siento que el pie de fuerza de la Policía es muy pequeño”, expresó Castro, quien solicitó a las autoridades buscar una solución definitiva para que La Jagua de Ibirico no se convierta en un municipio invivible.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

A bomberos de El Copey les toca atender emergencias en sus propias motocicletas

La crisis del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de El Copey no solo pasa por falta de recurso…