Wilmer Ojeda, Presidente junta comunal Los Fundadores

La casa que fue objeto de extinción de dominio semanas atrás en el barrio Los Fundadores, por haber convertido en una olla, sigue siendo dolor de cabeza para la comunidad de ese sector de Valledupar. La razón, es que ahora es un foco de infección permanente.

Wilmer Ojeda, presidente de la junta de acción comunal de Los Fundadores, hizo llegar fotografías a este medio de comunicación, en el cual se evidencia que la residencia ubicada en la trasversal 25 con diagonal 18 b, permanentemente emana aguas negras desde su interior.

De acuerdo con el líder comunitario, pese al llamado que han hecho al gobierno municipal, ha sido imposible que haya una respuesta sobre el particular.

“La tubería por dentro como que está reventada” dijo Ojeda, indicando que esta casa fue entregada a una comunidad indígena una vez fue objeto de extinción de dominio. “Esta casa es un criadero constante de mosquitos, y hemos hecho llamado a las diferentes entidades del gobierno, pero no nos prestan atención” anotó el líder comunal, al asegurar que incluso el agua que sale del interior de la casa, llega hasta la sede Sabanas de la UPC.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Comunidad

Puedes leer.

Surge nueva invasión en Valledupar. En Tobías Daza piden desalojo.

¡Como por arte de magia!, así aparecen las invasiones en la ciudad de Valledupar en último…