En el Concejo de Aguachica se radicó una proposición de control político a la Jefa de la Oficina de Planeación y Obras del municipio, Amira Helena Ballesteros, por presuntas irregularidades en el proyecto de electrificación rural que fue aprobado por los concejales y que beneficiaría a los habitantes de 29 veredas.

El proyecto tiene un valor de $15.000 millones y de forma repentina la Alcaldía local anunció que solo 20 veredas iban a gozar de la electrificación rural afectando a otras nueve, sin dar explicaciones, de acuerdo con lo informado por algunos concejales.

“Tienen que responder por la plata de las nueve veredas faltantes, porque eso fue lo que se aprobó para que se volviera en un acuerdo municipal. Tienen que dejar de faltarle al respeto al campesinado”, señaló el concejal Issac Holguín.

Las veredas que hasta el momento no se beneficiarán con la obra de electrificación son Puros Altos, Palmira, Esmeralda Alta, San Lorenzo, Las Adjuntas, Las Campanas, Santa Bárbara, Maligual y La Ceiba.

Los concejales opositores al gobierno del alcalde Robinson ‘Chivo’ Manosalva enviarán a los organismos de control un documento para solicitar que investigue qué ocurre con este proyecto multimillonario que debe ejecutar la administración.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Político

Puedes leer.

Gobierno del Cesar instalará Puesto de Mando Unificado para vigilar elecciones

Con la instalación este sábado de un Puesto de Mando Unificado, la Gobernación del Cesar c…