Este 8 de junio, cuando se conmemora el Día del Estudiante Caído, hombres encapuchados ingresaron a la Universidad Popular del Cesar, sede Sabana, y generaron zozobra en la comunidad estudiantil.

“Hoy conmemoramos, no celebramos, el 7 de junio de 1929 que, en medio de protestas en contra de la masacre de las bananeras, asesinan a Gonzalo Bravo, estudiante de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, y 25 años después, en medio de las conmemoraciones asesinan a Uriel Gutiérrez, y un día después se presentan 11 asesinatos de estudiantes en el marco del rechazo del asesinato del día anterior. La Universidad Popular Del Cesar es reconocida como Sujeto de Reparación Colectiva por la violencia que causo el Paramilitarismo que aún tiene trabajando al interior de la UPC administrativos y docentes con procesos que los vinculan a las AUC y que nos asesinaron a 3 estudiantes; Rosilda Arias, Elizabeth Córdoba y José Alfredo Cuello Saucedo, la reparación fue hacerles un mural donde se acumula la basura, pero en su memoria, nosotros, desde la clandestinidad, buscaremos mantener viva la llama del pensamiento crítico, de las luchas sociales. y de mejores condiciones para la Educación Superior Pública”, rezaba un panfleto.

Con overoles azules, rostros cubiertos y como si fueran dueños del alma mater, unos 6 sujetos se pasearon por los pasillos, prendieron fuego en las escaleras, lanzaron pupitres y panfletos, y hasta convocaron a los universitarios en el primer piso para hacer algunos anuncios. 

“Manifestamos que mientras existamos, el legado y la memoria de la UPC seguirá vivo y que defenderemos desde la capucha. Mientras continue la corrupción en la UPC, nos mantendremos en pie de lucha para contrarrestar a quienes intenten politizar la universidad por parte de las clases políticas tradicionales del Cesar”, así leyó un vocero.

En el documento repartido, los denominados “Coordinadora clandestina F14” manifestaron “Ante la corrupción, amenazas, persecuciones y asesinatos respondemos con resistencia y organización, en apoyo a las diferentes formas de lucha que se vienen gestando en el claustro de la Universidad Popular del Cesar, por la defensa de la Educación Superior Pública, donde comprendemos el hecho histórico que hoy conmemoramos por las voces de quienes ya no están y de los que siguen resistiendo. Históricamente el movimiento estudiantil ha generado espacios de memoria en el marco del contexto nacional para reivindicar la lucha de los estudiantes caídos víctimas del paramilitarismo por asumir la defensa de la U pública como derecho fundamental y no como una visión neoliberal”. 

Ante esta situación que muchos califican como vandálica, el rector de la Universidad Popular del Cesar, Rober Romero Ramírez dijo, “es lamentable que 6 con rostros y cuerpos totalmente cubiertos, encapuchados, hagan actos de destrucción de sillas, incendiando objetos de la universidad, un acto totalmente reprochable que ya raya con la delincuencia, y por lo tanto incluso consideramos que no hacen parte de la comunidad universitaria”.

El rector anunció que este panorama es analizado con las autoridades de la ciudad, al tiempo manifestó que quienes estarían detrás de estos actos no pertenecen al claustro.

“Hemos sido prudentes de no autorizar el ingreso de la fuerza pública a la institución, históricamente la universidad ha sido muy respetuosa de esos escenarios, estamos valorando la situación en estos momentos con las autoridades”, puntualizó Romero.

Aunque no se han reportado lesionados, muchos estudiantes si se han visto intimidados.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Variante de la Ruta del Sol causaría estragos económicos a Bosconia

Bosconia, julio 22 de 2024 – En entrevista con Tuperfil.net, el alcalde de Bosconia, Jorge…