Positivos son los resultados que hasta ahora ha arrojado el proyecto “Optimización del agua y uso eficiente del suelo para mejorar la producción agropecuaria en escenarios de vulnerabilidad agroclimática del Cesar”, desarrollado con recursos de regalías entre la el Gobierno Departamental y AGROSAVIA, y que benefició directamente 771 pequeños ganaderos del departamento. 

Esta iniciativa de ciencia y tecnología orientado a mejorar las condiciones de disponibilidad y manejo del agua en épocas secas y los problemas de degradación de los suelos de las áreas agropecuarias de los cultivos priorizados (cebolla, mango, cítricos, sistemas silvopastoriles, pasto (heno), maíz y sorgo (para ensilaje); generando un total de 257 toneladas de ensilaje de sorgo, 404 toneladas de ensilaje de maíz y 2.870 pacas de heno. 

 “Tenemos tecnología completamente automatizada como también una sencilla para el pequeño productor, en definitiva, es funcional para todo tipo de productor. Tal es el caso del minidistrito, que se puede operar de forma manual o automatizada, todo depende de la necesidad o recursos que disponga cada quien”, señaló la investigadora máster del Centro de Investigación Motilonia Claudia Ipaz, quien fue integrante del equipo de trabajo del proyecto que tuvo una duración de 49 meses con un costo total de $10.162.448.538.

Entre los resultados socializados a todos los actores del sector agropecuario y regional, como la Gobernación del Cesar, la Alcaldía de Agustín Codazzi, la Interventoría Prodesarrollo, miembros del Grupo Auditor Ciudadano, el SENA, y productores regionales; esta la entrega de alimentos producido a 12 asociaciones de ganaderos, la transferencia de conocimiento teórico y práctico a 889 asistentes en 41 eventos; y el aporte social con diferencial étnico a través de la cosecha y entrega de 2.042 kg de mango keitt tipo exportación a la asociación de productores de frutas y Centro Tecnológico del resguardo indígena Kankuamo, lo que permitió poner a punto técnicamente la central de despulpado de frutas ubicada en el corregimiento de La Mina, al norte de Valledupar.

“Gracias a esta donación tuvimos la oportunidad de participar en la Feria de la Fruta celebrada en Italia. También, tuvimos una participación en el Festival Vallenato en el que ofrecimos néctar de mango y ensalada de frutas. Esto demuestra que el proyecto en general también tuvo un beneficio a las comunidades indígenas de la región, que, en este caso, fue al pueblo Kankuamo”, expresó Delvis Ochoa, líder Kankuama.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Alerta en varios municipios del Cesar por estragos causados por el invierno

Valledupar, mayo 17 de 2024 – La fuerte ola invernal que azota varios municipios del…