La Asociación de Educadores del Cesar (Aducesar), en cabeza de su presidente Jorge Riveros Larios, manifestó que son respetuosos de las decisiones judiciales; “acatamos y respetamos el fallo proferido por el juzgado segundo municipal con relación a la tutela que impetramos en días pasados, pero aclaramos que no compartimos el sentido del fallo”, indicó Rivero Larios y señaló que harán el uso que les da la ley y la constitución e impugnarán el fallo, porque creen que el juez de equivocó al declarar improcedente la acción de tutela.

Según indicó el presidente de Aducesar, lo que siempre se ha buscado es que se den las garantías de bioseguridad y que los entes territoriales tanto de valledupar y el Cesar, se hagan las inversiones necesarias en las instituciones educativas, para que el regreso a clases se desarrolle con miras a preservar la vida y la seguridad de los estudiantes.

Rivero Larios señaló que “en ningún momento hemos pretendido que se anulen los actos administrativos como la resolución 777 de 20201, la directiva ministerial 05, lo que venimos insistiendo es que se deben adecuar las instituciones educativas en infraestructura, baterías sanitarias y sobre todo con los elementos de bioseguridad”; además, aclaró que los maestros están listos para volver a las aulas de clases, pero piden condiciones jutas para regresar.

Rivero Larios aseguró que a la hora de impugnar el fallo del juzgado segundo municipal estarán haciendo unos aportes fílmicos y fotografías donde se demuestra que la inmensa mayoría de las instituciones educativas no cuentan con las condiciones de bioseguridad para el regreso a la presencialidad; “tenemos información de personerías municipales, las mismas secretarías de salud nos han entregado información de que los colegios no reúnen las condiciones para el regreso a clases”, aseveró Rivero Larios quien reiteró que lo único que buscan con la tutela son las garantías para regresar a las aulas.

Finalmente, el presidente de Aducesar manifestó que en Valledupar hay un avance en las instituciones educativas, quienes han hecho la tarea, adecuando y se han colocado a la par de lo que pide la resolución 777; “hay un grueso número de colegios que no tienen las condiciones para el regreso a la presencialidad”, asegura Rivero Larios, quien además dice que el Cesar tiene una situación aún más calamitosa, grave y muchos colegios no tienen agua, por lo que se hace imposible la presencialidad.

Varios colegios en el Cesar se encuentran en total abandono, no están nombrando las aseadoras para la desinfección y la asepsia que es importante para mantener los protocolos de bioseguridad, “le dicen a los rectores que no hay recursos”, acotó Rivero Larios.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Educativo

Puedes leer.

Secretaria de Educación del Cesar responde a cuestionamientos por falta de seguridad en colegio de Codazzi

Luego de la denuncia de un ciudadano del municipio de Codazzi, por el abandono y las preca…