38 millones 965 mil 515 colombianos tendremos la oportunidad de asistir a las urnas el próximo domingo 29 de octubre. En el departamento del Cesar, somos 889 mil 247 los cesarenses que tendremos el honor de votar.

Sí, porque es un honor elegir, tener la facultad de escoger a nuestros gobernadores, a nuestros alcaldes, concejales, diputados, ediles. Y es además un privilegio, que no tienen todos los países del mundo. La democracia es un bien que no todo país puede disfrutar.

Ahora, que lo hagamos mal, es otro cuento. No acudimos a las urnas con un arma apuntándonos a la cabeza, pero terminamos votando por quien nos ha echado ese cuento. Nadie nos pide una foto del tarjetón, pero sacamos el celular y le tomamos foto al mismo cuando votamos. Podríamos tomarle foto, anular ese tarjetón, pedir otro, y votar por quien nos de la gana. Pero no, depositamos ese voto por el que nos han presionado.  Somos malos electores, nos dejamos echar cuento, nos dejamos seducir por carismáticos, simpáticos, sin mirar a veces la experiencia, los resultados que en anteriores cargos esos que hoy aspiran, han tenido.  Y lo peor, a veces vendemos nuestra conciencia por tres monedas. No es justo que nos dejemos esclavizar así tan fácil.

El próximo domingo tenemos la oportunidad de hacer valer nuestra cédula, nuestro voto ´puede cambiar la historia. Flaco favor le hacemos a la democracia si nos quedamos en casa el domingo, o acudimos a las urnas a votar en blanco.

Tome partido, decida, sabiendo eso sí, que no elegirá a un dios, que como mandatario, como concejal, como diputado, como edil, ese al que escoja, va a cometer errores, pero nunca le perdone que se deje corromper. Eso ocurre, si usted primero toma la decisión de tampoco hacerlo.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

¡Tolerancia, tolerancia¡

Respire, y cuente hasta cinco, nos dicen constantemente. Cuente hasta cinco cuando una mot…