El pasado 30 de octubre, Jhonatan Rojas Olivella, egresado del programa de derecho de la Universidad Popular del Cesar, quedó dentro de los 3 mejores oradores del país en la versión novena del Concurso de Oratoria y Argumentación Política organizado por la Fundación Domopaz de Bogotá.

El concurso de oratoria y argumentación política es un programa que busca promover la participación de los jóvenes en la política a nivel regional y nacional, a través de la oratoria como una herramienta fundamental del trabajo político.

Esta versión, en la cual participaron más de 100 personas de las diferentes regiones del país, constó de tres fases. La primera etapa de inscripción consistió en enviar un video corto en el que en un tiempo máximo de un minuto el participante explicara una temática determinada, quedando seleccionados 35 participantes. En la segunda fase, que se llevó a cabo el 29 de octubre, estos oradores contaron con tres minutos para realizar una intervención sobre un tema político o coyuntural previamente asignado. En la tercera fase, desarrollada el viernes 30 de octubre, los 10 finalistas del concurso tuvieron cuatro minutos para desarrollar su postura sobre una temática elegida por el jurado, por lo que tuvieron que demostrar su capacidad no solo de oratoria sino también de improvisación.

Dentro del concurso estuvieron presentes dos participantes del departamento del Cesar, Natalia Arias y Jhonatan Rojas Olivella, ambos pertenecientes a la Sociedad de Debate de la Universidad Popular del Cesar. Este último pasó las tres etapas, quedando seleccionado dentro de los 3 ganadores del concurso.

Para llegar allí, manifiesta Rojas Olivella que ha sido un trabajo duro de más de cuatro años en los que los miembros de la sociedad han participado en distintos concursos de debate y oratoria a nivel departamental, nacional e internacional. Además, dijo que se necesita de mucha disciplina y estudio para llegar a ser un buen orador.

Como un mensaje para las nuevas generaciones, Jhonatan Rojas señaló que la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo, con la cual es posible cambiar personas, contextos y situaciones. Enfatizó en que en las regiones hay muchas potencialidades, personas que necesitan las oportunidades para poder hacer cosas positivas por su sociedad.

Por: Vivian Molina.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

El mundo vallenato en vilo por la salud de Jorge Oñate

El Jilguero de América, así fue apodado hace muchos años este hombre que le enseñó a canta…