“Cuando me condenaron lo primero que dije fue, Dios mío yo no lo maté, nada tengo que ver en este homicidio”.

Aristófanes Bello Blanco, condenado a 35 años de prisión, asegura ser inocente.

De rodillas y alzando la cabeza, a diario Aristófanes Bello Blanco pide  al Creador por su pronta libertad  ya que según él, no asesinó al ganadero y prestamista Luis Eduardo Gutiérrez Acosta quien según Medicina Legal pereció por asfixia mecánica.

La muerte de Gutiérrez Acosta ocurrió en su vivienda el pasado 23 de mayo de 2008 en Valledupar, tras recibir la visita de varias personas, las cuales fueron identificadas por las autoridades; una de ellas se encuentra en el país venezolano.

Aristófanes en entrevista con el programa ‘Cuatro Caminos’ de RCN aseveró que desde que fue detenido por la Fiscalía, en medio de su clamor, dijo que no era el responsable del crimen, sin embargo parece ser que ahora hay una luz de esperanza para él, pues el supuesto asesinó confesó como ocurrieron los hechos.

“El que ya confesó fue el que le puso la sábana en la cabeza y se le murió”, expresó el condenado a 35 años de prisión.

“Yo soy el verdadero culpable de la muerte del ganadero

Arturo José Hernández Bravo confesó haber matado a un hombre y que por su culpa otra persona estaba pagando una condena.

Dijo además que, inicialmente fue a una iglesia cristiana y lo confesó todo. Dejó entre ver que se mostraba arrepentido y que lo único que quiere es pagar por lo que hizo, pues noches tras noches no podía conciliar el sueño; solo hasta que confesó uno de sus más grandes secretos: haber matado a un hombre.

“Estoy dispuesto a pagar por lo que hice, estoy esperando la decisión del juez, porque creo que debo pagar por eso. Es difícil vivir en la zozobra”, expresó Hernández Bravo.

Así avanza la investigación

Investigaciones adelantadas por peritos judiciales dan cuentan que, Antolyn Araujo, que fue condenado a 6 años de cárcel y se encuentra prófugo de la justicia, está inmerso en la investigación por la muerte del ganadero Luis Gutiérrez.

En una segunda investigación se menciona a un cuenta chistes y folclorista de Valledupar, como coautor en un caso de hurto del que fue víctima este señor Aristófanes Bello, quien está preso pagando 35 años de cárcel porque fue acusado por quienes -según la investigación de la Fiscalía- han resultado ser falsos testigos, de ser el autor material de la muerte del comerciante Luis Eduardo Gutiérrez Acosta, el 23 de mayo de 2008.

“La Fiscalía en Valledupar ha frenado el proceso y no ha procurado la captura del verdadero responsable que era un empleado de Gutiérrez Acosta, que está escondido en Venezuela”, expresó una fuente del caso.

La otra investigación y por la que condenaron a Antolín Araújo, fue el robo de un ganado de propiedad de Aristófanes que el abogado Araujo sacó y negoció. Buena parte de este ganado terminó en poder del cuenta chistes quien labora en una importante emisora radial en la capital del Cesar.

El crimen

Luis Eduardo Gutiérrez Acosta, prestamista y ganadero el pasado el 23 de mayo de 2008 fue hallado tendido, muerto sobre su cama. En ese instante, investigadores judicialesindicaron que el hecho había sido producto de un  infarto, pero a los 15 días Medicina Legal anunció que la muerte se produjo por asfixia mecánica.

La Fiscalía indició que un  familiar de la víctima aseguró que dos personas eran sospechosasdel crimen, entre ellos el hoy apresado, porque al parecer existían diferencias por una deuda.

Por lo anterior, el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Valledupar condenó el 21 de septiembre de 2009 a Aristófanes Bello Blanco a 35 años de cárcel como autor intelectual del homicidio, el Tribunal Superior de Valledupar confirmó la sentencia.

En el documento de la Fiscalía, Hernández Bravo reveló que el robo de una vivienda fue planeado por un conductor del ganadero, quien buscó a dos desmovilizados de las Auc para robar unos 400 millones de pesos.

“Fuimos a la casa del prestamista con el pretexto de alquilarle un tractor, y lo amenazamos para que abriera la caja fuerte. El prestamista quiso gritar y se le tapó la boca con una sábana, pero solo había 400 mil pesos, luego nos dimos cuenta de que el prestamista estaba asfixiado”, dijo el exparamilitar.

 

 

 

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Turista muere ahogado en plaza de la costa norte

Un hombre perdió la vida por inmersión en la vía al mar, que une a las ciudades de Santa M…