Consternada se encuentra la comunidad de la zona rural de Garzón, a pocos minutos del Banco Magdalena, porque han sufrido de un caso de zoofilia en un pueblo considerado sano, el cual nunca había vivido esta clase de actos, pero ya son cuatro terneras de pocos meses de nacidas las que al parecer han sido violadas.

Sofia Rojas, propietaria de los animales, reclamò por el derecho de sus terneras, debido a que  dos de ellas con menos de tres meses de nacidas, se encuentran en mal estado de salud, no quieren comer, ni ponerse de pie luego del abuso sexual sufrido.

“La gente esta molesta, nunca se había visto esto, ojala descubran quien lo hizo, porque nosotros no podemos vivir con una persona así dentro de la comunidad, eso es algo que atemoriza a todo el pueblo con una mente tan sucia”, manifestó Sofia Rojas dueña de los animales.

Las autoridades tomaron muestras y se llevaron un calzoncillo encontrado en el corral de la zona rural de Garzón, en busca de los responsables de estos hechos que han sacudido la tranquilidad del pueblo. Medicina Legal deberà determinar de quien es el semen encontrado en las partes ìntimas de los animales.

En Colombia existen normas que regulan dichas conductas en contra de la integridad física y emocional de los animales en el art. 339A del Código Penal, el cual tipifica estos actos con una pena que oscila entre los doce (12) a treinta y seis (36) meses de prisión, y multa de cinco (5) a sesenta (60) salarios mínimos mensuales legales vigentes, sumando el agravante punitivo al cometer un acto sexual con el animal.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Caribe

Puedes leer.

Acusan a ex gerente de Coofimag de millonaria estafa a docentes de la costa

Por lo menos dos mil personas fueron estafadas por una cooperativa de la que hacían parte,…