Pedro Miguel Leguía Campo, de 59 años de edad recorre las calles del municipio de Bosconia Cesar al lado de su perra, bautizada como  La China  de la que dice es su hija. Lleva un sombrero raído por la vejez, y una pinta que dista mucho de la de un mariachi, No obstante lo que le falta en pinta, le sobra en talento.

Desde hace varios años, este hombre a punto de llegar a la tercera edad, sale bien temprano de su casa, en la cual vive con su mascota, a ganarse la vida cantando por las calles del caluroso municipio. No lo compaña ningún músico, pero si una portentosa voz que se puede escuchar a varias cuadras a la redonda. Un talento que muchos envidiarían.

Tuperfil.net lo encontró en la zona del terminal de Bosconia, cuando La China, en un aullido intermitente, parece hacerle el coro a su amo.

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Atención a los trabajos y suspensiones que adelantará Electricaribe

Como parte de los trabajos de mantenimiento preventivo, ingenieros y técnicos de Electrica…