Salarios atrasados, discriminación por parte de muchos ciudadanos, demora en los sueldos y falta de elementos de protección para trabajar, son parte del drama que por estos días enfrenta el personal médico que presta servicios en centros asistenciales de Valledupar.

En medio de la emergencia sanitaria que vive el mundo, en Valledupar quienes deberían estar en un pedestal y ser valorados por todos, tienen que ejercer su labor bajo muchas  presiones, entre ellas el de no tener como abastecerse de alimentos en sus casas para enfrentar la cuarentena.

En lo que tiene que ver con la discriminación, Tuperfil.net conoció de casos en los cuales taxistas y choferes de buses, no permiten que los médicos y enfermeras se suban en sus vehículos por el temor a ser contagiados con el Coronavirus.

Ante esta situación, el Concejal Julio Julio Peralta, quien también es médico, propuso al gobierno municipal, disponer de buses con el fin de trasladar a este personal hasta los centros asistenciales y posteriormente a sus viviendas.  La respuesta  a esa petición aún no llega.

Pero tal vez lo que más preocupa en estos momentos al personal médico de la ciudad, es la falta de elementos para protegerse en la atención a los pacientes que son portadores del Covid-19 o son casos sospechosos.

En diálogo con el programa radial Agenda Guatapurí, una enfermera que presta sus servicios a la Clínica de Alta Complejidad  y quien pidió mantener en reserva su identidad, aseguró que no cuentan con los elementos mínimos de protección entre ellos los tapa bocas adecuados que les permita enfrentar la emergencia.

Dijo la enfermera, que una médico tuvo contacto con un paciente que resultó positivo, y quien no contó con la protección necesaria al momento de atenderlo. ” No tenemos una ruta adecuada, se manejan diferentes idiomas” señaló la trabajadora del sector salud, al referirse a los protocolos deficientes que se vienen aplicando.

Agregó que los salarios están atrasados, y que les vienen diciendo que posiblemente les paguen el cinco de abril, mientras en sus casas no tienen como solventar los gastos. ” No tenemos garantías para nada, necesitamos el apoyo” agregó al indicar que es inconcebible que al Paisaje de Sol, auditorio que vienen adaptando para atender pacientes con Coronavirus, se les esté dotando con todas las herramientas, mientras a ellos en un centro asistencial de tanto prestigio, se les mantenga sin dichos elementos de protección.

Por ultimo la enfermera aseguró que para poder trasladarse, las clínicas de Valledupar han optado por ponerles un servicio de transporte, pero existen personas como ellas a las que las rutas les queda muy lejos por lo que tienen que atravesar hasta dos barrios para poder llegar a estos sitios donde los recogen.

Otra situación parecida se presenta con los trabajadores de la clínica Laura Daniela, donde manifiestan que hace cuatro meses no reciben sus salarios, y pese  a que muchos pueden laborar por teletrabajo, los están sometiendo a trabajar presencialmente de 7 de la mañana a 4 de la tarde sin recibir almuerzo.

En esta misma clínica el transporte también es pésimo porque muchas veces no pasa, por lo que les está tocando acudir a los chances.

Así las cosas, el drama de los trabajadores de la salud en Valledupar, requiere intervención cuanto antes de la Superintendencia, porque quedó demostrado que las locales no han podido enfrentarla.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Salud

Puedes leer.

2.054 casos confirmados de Covid-19 en Colombia

El Ministerio de Salud de Colombia, dio a conocer que fueron confirmados 274 nuevos casos …