La plaza Alfonso López de Valledupar se llenó. La medida fue la de siempre, el palo de mango. Mas allá de este, estuvieron los asistentes quienes desde las tres de la tarde se congregaron a esperar al candidato a la Presidencia de Colombia, Gustavo Petro Urrego.

El aspirante fuertemente escoltado llegó al lugar sagrado de la música vallenata faltando 20 minutos para las seis de la tarde, y luego de escuchar varias canciones por parte de los Niños del Vallenato, dirigidos por Andrés El Turco Gil,  comenzó un largo discurso.

Interrumpido solo por los aplausos de los asistentes, Petro quien padecía una fuerte disfonía, comenzó el discurso recordando que el departamento del Cesar, pese a tener las mas grandes reservas de carbón, y de haber recibido millones de dólares de regalías, continúa  siendo uno de los más pobres del país.

Y así, el aspirante a la Presidencia, hizo un largo historial de lo que ha sido Colombia en los últimos cincuenta años, señalando que como no ocurre en ninguna parte del mundo, en este país, el poder se lo vienen alternando las mismas familias de siempre. ” Si ustedes quieren que esto siga así, voten por ellos” dijo Gustavo Petro.

En su discurso, el candidato tuvo un capitulo aparte para su contrincante Germán Vargas Lleras, de quien dijo, hasta en el billete de cien mil pesos, está el rostro de su abuelo presidente. ” Cuando todo les falla pagan un Lleras para movilizar a la gente” aseguró Petro.

Fue un discurso emotivo, pero lleno a decir de muchos, de muchas promesas que bajo el sistema que rige al país, y sin un congreso a su favor, será imposible de cumplir.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Turista muere ahogado en plaza de la costa norte

Un hombre perdió la vida por inmersión en la vía al mar, que une a las ciudades de Santa M…