La Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa y Judicial, mediante providencia del 4 de noviembre de 2019, suspendió provisionalmente a los actuales miembro del Consejo Superior Universitario de la Universidad Popular del Cesar Jaime Maestre Aponte y Farid Alberto Campo Baena, en sus calidades respectivas de representante de las directivas académicas y de representante de los estudiantes, respectivamente.

Según la providencia firmada por el Procurador Delegado Germán Calderón España, el término inicial de suspensión es de tres meses, prorrogables hasta por un término igual, periodo en el cual no podrán ejercer sus funciones como miembros del Consejo Superior Universitario.

Los hechos que dan lugar a esta medida provisional tienen origen en una queja interpuesta por el señor William Yesid Lasso, el 19 de enero de 2017, en contra de los mencionado consejeros Maestre Aponte y Campo Baena por presuntamente haber participado en la elección como rector del señor Carlos Emiliano Oñate Gómez, a sabiendas de que éste se encontraba inhabilitado para ejercer el cargo.

En la justificación de la drástica medida, la Procuraduría argumentó que “de la actuación desplegada por los miembros del Consejo Superior Universitario en las pasadas votaciones y ante una futura elección durante su periodo como consejeros, para este Despacho es claro que existe una alta probabilidad de que puedan reiterar la falta o incurrir en otras similares, en atención a las circunstancias e intervinientes del proceso de designación y nombramiento del rector de la Universidad Popular del Cesar”

Con esta decisión se enreda aún más el ya enredado proceso de elección del nuevo rector de la UPC.

Cortesía Radio Guatapuri.
Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Educación

Puedes leer.

En Aguachica, Secretaria de Educación lanza ” Cesar Lee”

Bajo la estrategia Salto Social del programa Ideas y Conocimientos Francos con el Cesar, n…