El Concejo de Valledupar insistirá en concertar entre la comunidad y el gobierno municipal la ejecución de la obra más conveniente para el corregimiento de Patillal, luego que esión especial se vislumbrara el inconformismo existente frente al  contrato de optimización del acueducto y alcantarillado de esta población, que dio inicio el pasado mes de agosto.

El concejal Luis Cabello Donado, explicó ante la comunidad y autoridades municipales las irregularidades en la ejecución del contrato, que van desde un retraso en el cronograma de la obra, hasta algunas falencias técnicas que podrían estar ocasionando la contaminación del agua para consumo humano.

Explicó el concejal que para el tema de alcantarillado se destinaron 300 millones de pesos y los problemas persisten. “Se siguen evidenciando fugas masivas de aguas residuales en varios puntos de la población que atentan no sólo contra el medio ambiente sino también a la salud de los pobladores. Con relación a la obra de acueducto donde fueron destinados mil 800 millones de pesos no hay un 20% ejecutado; ni planta de tratamiento, canal de aducción, ni una de las ocho piscinas qué se tienen previstas en el contrato”.

En el desarrollo de la sesión especial, la mayor preocupación de la comunidad es la posible afectación que la optimización del acueducto podría ocasionar en la actividad agropecuaria, por lo que solicitaron la construcción de un acueducto multipropósito que permita el consumo de agua potable y el uso del líquido para las actividades del campo; solicitud que fue negada por el secretario de Obras municipal, Jair González Vigna quien indicó que era inviable.

El secretario de Obras indicó que mientras se llega a un acuerdo con la comunidad las obras de optimización del acueducto de Patillal serán suspendidas; “mientras seguiremos trabajando en el mejoramiento del alcantarillado de este corregimiento, para que las aguas residuales no se sigan vertiendo en La Malena sino en la laguna de oxidación”.

Por su parte, el concejal Hernán Felipe Araujo manifestó su preocupación luego que no se llegara a ningún acuerdo en concreto durante la sesión especial, toda vez que los habitantes del municipio mostraron su descontento por los alcances de la optimización del acueducto, y en donde según el corporado no hubo planeación ni participación de la comunidad.

“Hay que insistir a través de estos espacios que se aclaren las dudas, y en caso de que no se logre se deberá tomar una decisión basada en lo que quiera el pueblo, máxime cuando es éste quien se opone a la ejecución del contrato”, concluyó el concejal Araujo Ariza.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

¿Sanas motivaciones?

Querer dirigir los destinos de tu municipio o de tu departamento, es un derecho legítimo q…