Vivir en algunos de los apartamentos del conjunto Leandro Díaz, ubicado al sur de Valledupar, se volvió una misión casi imposible. La materia fecal que es depositada en los baños de los apartamentos ubicados en los pisos  superiores, se  sale por los baños de los apartamentos ubicados en la parte inferior.

Uno de los apartamentos afectados es el 104 de la torre 18 ubicado en la etapa uno del conjunto residencial. Allí residen la señora Ofir Velásquez y su hijo Rafael Eduardo Charris, de 30 años de edad, y quien padece algunas delicadas patologías que lo mantienen todo el tiempo en casa incapacitado.

De acuerdo con Ofir Velásquez, a ella le ha tocado pagar en once ocasiones a un plomero con el fin de que le destape el baño de su apartamento, el cual se desborda por lo menos cada mes.

Según la desesperada mujer cabeza de hogar, recientemente su hijo estuvo muy grave en un centro asistencial, y ante la no mejoría por una infección, recibió la visita de funcionarios de la Secretaría de Salud, la cual determinó que la infección del joven era producto precisamente de las aguas residuales que salen por los baños y que también se filtran por las paredes del apartamento.

Ante este hallazgo, la Secretaría de Salud Municipal contempló la posibilidad de cerrar el conjunto, pero los vecinos del sector, se opusieron, presentándose serios roces con la señora Ofir Velásquez, a quien por poco linchan.

Este hecho ha sido dado a conocer en reiteradas oportunidades por parte de la desesperada mujer al administrador del conjunto Leandro Díaz, pero este no ha tomado ningún medida para poner en cintura a los responsables.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Comunidad

Puedes leer.

En Lorenzo Morales están endeudados hasta el cuello con la energía y la administración

La deuda por el servicio de energía alcanza los 100 millones de pesos por parte de los hab…