Solo una calle separa a la Décima Brigada del Ejército del barrio Don Alberto al occidente de Valledupar. De hecho en las casas del barrio, alcanzan a escucharse con claridad las dianas que hacen los uniformados, las trompetas al sonar y el sonido de las botas de los soldados al correr.

Pero no es más que eso. El sonido no asusta a nadie, menos a quienes ingresan al barrio a hacer de las suyas. El barrio que debiera ser el más seguro de la ciudad, se ha convertido en el barrio más visitado por la delincuencia.

Así coinciden en afirmarlo varios habitantes del sector, quienes viven a diario, las consecuencias de la visita de los delincuentes.

“Esto se ha vuelto invivible, ya uno no se puede asomar a la puerta de la casa” dijo Carolina Rodríguez quien hace unos días fue atracada por parte de delincuentes. “Aquí la gente se moviliza en motos, dos hombres en ella y nadie dice nada” dice por su parte el hermano de la víctima. “Haber que está sucediendo con la Policía. Está hasta el batallón de vecino y de nada sirve” dijo el residente de Don Alberto que pidió mantener en reserva su nombre.

Tuperfil.Net visitó el barrio. Allí mismo, en la calle principal, una vecina que pidió mantener en reserva su identidad, dijo haber sido testigo de un atraco hacía solo dos noches. “El pobre muchacho iba en su moto, y dos tipos que también iban en una moto le quitaron al hombre su vehículo” anotó la residente en Don Alberto.

Un parque que no es parque

Otro de los problemas que afronta la urbanización Don Alberto es la falta de parque. Según dijo a Tuperfil.Net la señora Margarita Orozco, cuando ellos adquirieron sus casas, la constructora Maya y Asociados, les prometió la construcción de un parque, sin embargo esto no ha ocurrido, y la urbanización tiene quince años.

Lo único que construyeron los urbanizadores, fueron siete quioscos, en los cuales a veces los vecinos se reúnen para hacer sus integraciones familiares, pero el sitio permanece abandonado porque no tiene juegos y ni siquiera está pavimentado.

El parque que ahora solo sirve para que los delincuentes se resguarden y para que algunos parqueen sus vehículos, hacia parte del contrato de compraventa, por eso desde ya se estudian demandas contra la constructora con el fin de que cumpla su compromiso.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Arroz blanco y sin carne deben comer niños de la zona rural de Pueblo Bello

.Niños estudiantes de la institución educativa San Quintín de la vereda que lleva el mismo…