Aunque uno se imaginaría que quien había perdido el año era Caín, el licenciado Osmen Ospino nos dice que Abel también se rajó. Lo hace en su obra Caín y Abel también “perdieron” el año”, que será presentada en sociedad este siete de noviembre en acto que se desarrollará desde las siete de la noche en el auditorio de Aducesar.

En diálogo con Tuperfil.Net, medio del cual es columnista, Ospino aclara que el título de su libro obedece a que desde hace muchos años, se intenta resolver por medio de la educación, los mismos problemas de siempre como lo son la pobreza, el maltrato, la miseria, la deserción escolar entre otros. Todo esto, porque seguimos cometiendo los mismos errores en la educación en Colombia.

DSC_3480
Osmen Ospino.

Y es que según Ospino, de esos problemas no se salvan ni siquiera las universidades y colegios privados, ya que lo que paren las instituciones privadas, no siempre son buenos hijos. “Vemos grandes delincuentes de cuello blanco que son de las grandes universidades. Ahí entonces está pasando algo” anota el docente investigador.

Pero, ¿Dónde está la falla?. Para Osmen Ospino son muchos los factores, uno de ellos la malla curricular que ha dejado por fuera le ética, el respeto por el otro, la tolerancia. “Pienso que nos están llenando de pruebas PISA de pruebas Saber, pero se descuidan otros aspectos como los valores. El muchacho no respeta, no obedece, no razona, nos llenamos de materia científica”, dice Ospino, al tiempo que indica que la malla curricular es la misma de hace muchos años.

Es entonces cuando nos toca desempolvar el ya viejo debate sobre si los colegios están llamados a educar o a formar. El profesor Ospino, reconoce que hay profesores que están confundidos entre que es educación y que es formación. “Si tú me entregas al muchachito con educación familiar, el colegio hace el resto” dice el docente al citar una teoría existente, pero a la vez cuestiona que en Colombia la educación esté llena de quince asignaturas, mientras que en países desarrollados, solo existen seis.

Improvisando modelos

El auto de  Caín y Abel también “perdieron” el año, dijo a Tuperfil.Net que el modelo de Colombia en educación, obedece a copia que se hace de otros países.  “Hay un desespero porque los resultados de Suecia, Finlandia y Holanda se parezcan a nosotros” “No hay mucha identidad” acotó.

Y va más allá. Ospino asegura que aspectos como la promoción automática le han hecho mucho daño a la educación del país.

Esta es la sexta obra del licenciado Osmen Ospino, basada en cuatro años de investigación.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Concejales parranderos de Chimichagua en la mira de la Procuraduría

En el ojo del huracán quedó el grupo de concejales de Chimichagua que celebró el cumpleaño…