Se volvió pan de cada día el que muchas personas de escasos recursos fallezcan en Valledupar sin que tengan sus familiares, los recursos para poder darles cristiana sepultura. El más reciente caso es el del joven Elkin Torres de 22 años, quien fue asesinado hace varios días, y quien residía en el barrio Mareigua sur de la ciudad.

El occiso duró cuatro días en su casa sin ser sepultado, por lo cual su cuerpo comenzó a descomponerse, luego que sus familiares no tuvieran recursos para poder darle una digna despedida.

El exconcejal Dorismel Celedón, quien vive en Mareigua, dijo en entrevista con este medio de comunicación, que la familia de Torres se dirigió a la Secretaría de Gobierno con el fin de solicitar una ayuda para la sepultura, pero allí les dijeron que no estaba vigente el convenio que ellos tenían con una funeraria para suministrar el ataúd, mucho menos con la Curia para suministrar la bóveda.

“ El llamado es a la administración municipal para que a esos convenios le den continuidad” dijo el exconcejal al indicar que para poder sepultarlo se hizo una recolecta por parte de los vecinos entre ellos mismos e instalando retenes con el fin de solicitar la ayuda a los conductores que ingresaban y salían del barrio Mareigua.

Así mismo luego de muchas súplicas, se logró que la Diócesis facilitara la bóveda donde hoy reposan los restos mortales del difunto.

A decir de Celedón, el caso del joven Elkin Torres no es el único porque desde el mes de octubre del año pasado, han sufrido la pérdida de varios vecinos por diversas causas entre ellas por covid-19, sin que hayan recibido el apoyo de la administración municipal.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Gobierno Nacional confirma la muerte de ” Gentil Duarte” el primer disidente de las FARC

El miércoles 4 de mayo está establecido como el día en que Miguel Botanche Santillana, ali…