Los  magistrados auxiliares  de la  Corte  Suprema  de  Justicia Malena  Cásellas, Camila Delgado, Ricardo Palomino se  reunieron por  espacio de 7 horas en  Nabusimaque,  municipio de Pueblo Bello   con,  la  comunidad arhuaca, con el fin de  escucharlos y preparar  una  audiencia  con la sala en plena,  en los próximos  días.  

Los magistrados trajeron un mensaje al   lugar sagrado, donde manifestaron que es un caso importante  y de trascendía  que  ya  no  está  en manos  del magistrado    Eduardo Rojas  Díaz,  por la relevancia del mismo  porque se requiere una dimensión más profunda y que  se requiere el análisis de los 9 magistrados por lo difícil de  comprender.  

Los mamos  enviaron un documento  con todo el contexto  de tradición oral y con mucha  información  intercultural, difícil de comprender las  condiciones y que  requiere  un dialogo interno, tendiente  a conocer sus  necesidades. 

Al sitio llegaron dos grupos de Manos, mujeres niños y líderes   de diferentes lugares de  la Sierra  Nevada   de los  departamentos  del Cesar Guajira y Magdalena que  exigen equidad y pidieron que entendieran a la Corte  Suprema. 

Los tres magistrados  se llevaron un plan de  trabajo y una ruta concentrada, para la próxima reunión  ojala ya unificado para dialogo con el pueblo arhuaco. 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Ni puente peatonal ni cancha de fútbol, Caracolí se ha quedado esperando que les cumplan

Nuevamente los habitantes del corregimiento de Caracolí, zona rural de Valledupar bloquear…