Dos casos de posibles irregularidades en procedimientos por parte de la Policía, fueron denunciados a través de este medio de comunicación en Valledupar.

El primero de ellos ocurrió la tarde del domingo en el balneario Hurtado, donde un hombre que trabaja como plomero, se encontraba departiendo con su familia en momentos que, por el fuerte viento, cayó la rama de un árbol la cual lo hirió a él y a su hija.

Inmediatamente un amigo suyo se dirigió al Cai de la Policía ubicado en el balneario con el fin de pedir que le prestaran una silla y que los oficiales llamaran una ambulancia, pero se encontraron con la negativa de los patrulleros, quienes de paso se burlaron de la situación.

Lo peor del caso es que el hombre que fue a pedir ayuda de los patrulleros, resultó con la motocicleta inmovilizada.

Entre tanto la noche del domingo, un ciudadano que se movilizaba por la avenida Los Militares, se encontró con que en la vía alguien había atravesado una llanta, con la cual obligaban que los vehículos se detuvieran para pedirles dinero.

El conductor que se dirigía en sentido sur norte, no quiso detenerse por lo que los sujetos que atravesaban las llantas, lanzaron piedras al vehículo, por lo que él decidió frenar , y con un arma traumática, hizo disparos al aire.

Pocos metros después, el conductor fue interceptado por una patrulla de la Policía, quienes lo increparon por lo ocurrido, al tiempo que le anunciaban que le iban a inmovilizar el vehículo.

Ante esto, el ciudadano afirmó que debió pagarles 50 mil pesos a los patrulleros para que lo dejaran avanzar hacia su residencia.

Esta situación fue dada a conocer al Comandante de la Policía Cesar, Coronel Luis Esberto León, quien afirmó que estos casos serán analizados por esta institución, y si es el caso, se le dará trámite la Fiscalía para ser investigados.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Judicial

Puedes leer.

Mamo arhuaco, segundo fallecido en accidente ocurrido en Manaure

Falleció la segunda víctima  del  accidente  de  t…