Leyner David Amariz de 24 años y Sergio Emilio Gómez eran considerados por sus familiares como personas de bien. Aunque a uno de ellos su papá le decía que no anduviera en malas compañías, lo que menos pensaron los familiares de estos jóvenes es que sus hijos terminaran muertos por andar en malos pasos.

Pero ocurrió. Los dos jóvenes terminaron muertos luego de cometer un atraco en el sector del barrio Los Cortijos al norte de Valledupar.

Todo parece indicar que ambos jóvenes, ingresaron a la residencia a atracar a quienes allí departían, pero se encontraron con que quienes allí se encontraban tendrían el valor suficiente para resistirse al atraco y enfrentarse con ellos.

El hecho terminó con la muerte de los dos jóvenes delincuentes mientras que uno de ellos quedó capturado.

Pero más allá de tratarse de un atraco frustrado, este hecho se trata de una muestra más de que algo está pasando en los hogares, donde los padres muchas veces saben en qué andas sus hijos, pero no logran meterlos en cintura a tiempo. O simplemente donde los padres les dan todo a sus hijos, por lo cual no entienden por qué salen a las calles a cometer este tipo de ilícitos.

La pregunta queda una vez más sobre el tapete, así como la reflexión de que no importa cuántos policías estén en las calles, sino cuanta educación y valores le impartan los padres a sus hijos.

 

Análisis

Tuperfil.Net

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Concejales parranderos de Chimichagua en la mira de la Procuraduría

En el ojo del huracán quedó el grupo de concejales de Chimichagua que celebró el cumpleaño…