Unas de las mayores preocupaciones que tienen los vendedores de flores que se instalan a las afueras del Cementerio Central en Valledupar es la inseguridad que se apodera de esta zona, en donde al parecer cuatro personas se reúnen para cometer todo tipo de fechorías, especialmente en horas nocturnas.

Según estos comerciantes muchas de estas personas consumen sustancias alucinógenas en el sitio y entran a hacer de las suyas afectando las lapidas o flores que allí permanecen.

DSC_3231

Este medio conoció que los sujetos que llegan al cementerio pintan las paredes con aerosoles, con algunas claves que solo ellos pueden descifrar. A esto, los vendedores dicen sentirse atemorizados porque no es la primera que esto ocurre. En días pasados a un sujeto le quitaron varias flores que familiares habían dispuesto para su pariente. Todo indica que en el lugar no hay presencia policial y que por muchos años no se ha podido establecer un esquema de seguridad para que esto no ocurra.

En este caso Silfrido Banqued ha tenido que ser testigo de lo que sucede en su lugar de trabajo, este vendedor de flores señala que en repetidas ocasiones lo tildan como responsable de lo que los delincuentes hacen, porque según él las flores que vende son naturales y  es uno de los pocos que ofrece dicho producto.

‘’Las flores que yo vendo son completamente naturales, no me gusta vender las artificiales porque me parece que se pierde el significado que le quiere expresar los familiares a su ser querido, yo no ando robando, ando trabajando’’, añadió Silfrido Banqued quien agregó además que las paredes que están pintadas de color negro se debe al irrespeto contra el cementerio, ya que ‘’gamines’’ se dirigen a hacia estas instalaciones para intranquilizar a quien cuida de los muertos.

Los familiares de los hoy occisos se sienten inquietos por lo que pueda pasar con los cuerpos de sus parientes  a quienes visitan una vez a la semana o cada vez que haya oportunidad alguna para hacerlo. Una mujer quien no quiso revelar su nombre ante el cuerpo periodístico de Tuperperfil.Net, dijo que es cierto que hay vándalos que están afectando la integridad de las demás personas, porque están consumiendo sustancias alucinógenas a los alrededores y es por eso que se abstiene muchas veces a recurrir al área porque teme a que la puedan atracar o le puedan hacer daño alguno.

Aunque muchos aseguran que las personas que ingresan a robar al Cementerio Central tienen problemas mentales, porque en algunas ocasiones se hacen pasar por familiar de quienes ‘’descansan en paz’’ y proceden a cometer hurtos en el camposanto.

Para recordar

En meses pasados fue capturada una persona por esta misma acción, quien destrozó cerca de 20 tumbas. Una de ellas fue la del cantante Diomedes Díaz, de igual manera fue destruida la lápida del también desaparecido intérprete de música vallenata Kaleth Morales, acción por el cual sus familiares  y amigos rechazaron lo ocurrido e interpusieron denuncia ante las autoridades.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…