Es otro de esos temas recurrentes durante las campañas políticas. Todos los candidatos especialmente a presidencia, alcaldía y gobernación, siempre hablan de la necesidad de apoyar la ciencia y la tecnología para sacar adelante la educación en el país. Pasa el tiempo, y vuelve a ocupar la posición de siempre: la de la cenicienta.

DSC_5052
Simón Martínez Ubarnes, filósofo y politólogo.

Solo cobra importancia el tema cuando universidades programan encuentros en donde se habla del particular. La Fundación Universitaria del Área Andina en Valledupar, lo está haciendo esta vez por cuarta ocasión, para tratar de que los gobiernos se pellizquen y cumplan su palabra.

El filósofo y politólogo Simón Martínez Ubarnes fue el primer conferencista durante el evento. Él aseguró que estamos quedados en ciencia y tecnología no solo en el Cesar sino en el país, aunque advirtió que existen unas condiciones desiguales entre centros de desarrollo económicos ya que unos poseen una capacidad instalada bastante aceptable, mientras que en otras ocurre lo contrario “ En el departamento del Cesar podríamos decir que no tenemos nada. No hay desarrollo tecnológico, no hay cultura de ciencia y tecnología, no hay inversiones, no hay políticas  públicas” dijo Martínez Ubarnes.

Según el experto no existe una tradición académica en el Cesar para impulsar la ciencia y la tecnología, así como una tradición empresarial de grandes alcances, y mucho menos un sector productivo tecnificado en algunos aspectos, sumado a que las empresas que tienen algunas tecnologías aplicadas a sus procesos productivos son enclaves, encapsuladas que no tienen relación con su entorno, lo que significa que los avances que tengan dichas empresas se quedan dentro de ellas sin ser aporte para lo público y mucho menos para  los centros de estudios.

Tecnología no se hace comprando máquinas

Pero para Martínez Ubarnes, se suma al poco impulso de la ciencia y la tecnología el hecho de que muchos piensan que estas se relacionan solo con máquinas, por lo que aclaró que se trata más bien de un cambio de cultura y un empoderamiento del ser humano para impulsar la ciencia y la tecnología

DSC_5088

“Comprando máquinas no se hace innovación tecnológica, es más, las máquinas son muchas veces necesarias cuando el hombre tiene la capacidad y la actitud así como la disposición para la innovación tecnológica” anotó Simón Martínez.

Existen milagros

No obstante, a pesar de que el país está quedado en ciencia y tecnología, es común que en cualquier universidad de Colombia surja un estudiante con innovaciones como la reciente creación de prótesis para discapacitados a muy bajo costo.

Eso para el experto en el tema, Simón Martínez, se trata de verdaderos milagros. “!Milagros¡. Esas son las golondrinas en el verano” anota el politólogo, al señalar que para colmo de males a esos innovadores no se les da ningún estímulo ni reconocimiento, porque no hay una política que contribuya a que ese tipo de personas puedan perfeccionar ese invento y que al mismo tiempo lo pueda patentar y generar un proyecto de vida.

 “Muchos innovadores en Colombia tienen que irse del país” acotó Martínez Ubarnes, lamentando que en muchos países del exterior hoy esos innovadores estén aportando a la ciencia de patrias que no son las suyas.

 

 

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

¿Sanas motivaciones?

Querer dirigir los destinos de tu municipio o de tu departamento, es un derecho legítimo q…