Uno de los mayores temores de los habitantes del sector de La Esperanza es la ola de inseguridad que se propaga allí. Todo obedece a que en esa zona hay un parque la cual es conocido como ‘’Parque Didáctico’’ o ‘’Ludoteca que ha sido cueva para los ladrones, quienes aprovechan el escenario para cometer atracos o simplemente llegan los habitantes de la calle a hacer sus necesidades.

A pesar de que en ese lugar hay vigilancia privada se han visto los hurtos continuos, especialmente en horas de la noche. Allí se reúnen personas con el fin de hacer deporte o entablar conversación alguna en las bancas situadas, pero terminan siendo despojados de sus pertenencias.

El equipo periodístico de Tuperfil.Net llegó hasta las instalaciones en horas de la noche, encontrando a menores de edad consumiendo sustancias alucinógenas y atemorizando a quienes frecuentan el sitio por varias horas. Además de esto, algunas personas aprovechan la oscuridad para esconderse entre la maleza y así poder hacer de las suyas.

Este medio pudo establecer que los menores de edad quienes se trasladan hasta este lugar, anuncian a sus padres que solo van a ‘’recrearse’’ con ‘’amigos’’ y terminan amenazando con arma blanca a los demás o consumen drogas.

Aunque en ciertas ocasiones el vigilante del parque les ha llamado la atención, esto no ha sido suficiente para que estos adolescentes tomen consciencia de lo que están ocasionando.

Las autoridades brillan por su ausencia

Habitantes del sector se sientes preocupados, porque al parecer las autoridades no hacen presencia en el lugar. Así lo anunció un vecino del sector quien no quiso revelar su identidad, este hombre afirmó que al momento en que ocurren estos problemas llaman al cuadrante de la Policía, pero desafortunadamente brillan por su ausencia y los delincuentes terminan frecuentando la zona por varios días.

Según afirman personas que han sido testigo de esta situación, no se atreven a denunciar a los malhechores por temor de que puedan ser amenazados o le puedan hacer daños a sus familias, por eso prefieren guardar silencio para no salir lastimados, como ha pasado en muchas oportunidades.

Aunque a veces la Policía hace patrullaje en este barrio, solo ve pasar a los atracadores, que se pasean ‘’como perro por su casa’’. Así lo anunció un vecino del sector quien se siente cansado, porque labora hasta altas horas de la noche y llega a su vivienda por la madrugada con nervios de que lo vayan atracar.

Lo más preocupante es que para esta fecha decembrina aumenta la delincuencia en Valledupar, ya que muchos de estas personas dedicadas al vandalismo se trasladan hasta esta región, aprovechando la temporada para adueñarse de lo ajeno.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Concejales parranderos de Chimichagua en la mira de la Procuraduría

En el ojo del huracán quedó el grupo de concejales de Chimichagua que celebró el cumpleaño…