De lado y lado, la fuerza bruta se está imponiendo en las calles de Valledupar por estos días. Si no son los mototaxistas que atentan contra el comercio, los buses y todo cuanto se mueve, son los policías que no solo se defienden y defienden lo público, sino que agreden a personas que nada tienen que ver con las protestas.

Así se desprende de la cantidad de denuncias que han llegado a la redacción de Tuperfil.Net, en las que se da cuenta de la forma bestial como vienen actuando algunos de los policías que por estos días adelantan operativos en la ciudad, a fin de hacer cumplir el Decreto emitido por el alcalde.

Uno de esos casos ocurrió en el centro de Valledupar, cuando una mujer identificada con el nombre de María Díaz iba en compañía de su esposo quien trabaja con conjuntos de música vallenata.

“Bájense, y suban las manos” le dijeron los policías que se movilizaban en una motocicleta a la pareja de esposos, imaginando que lo que llevaba el conductor de la moto en la pretina del pantalón era un arma y no un celular como a la postre lo pudieron constatar.

HERIDO

Díaz dijo a Tuperfil.Net que los oficiales no conforme con su equivocación, los insultaron durante todo el tiempo que los tuvieron retenidos en plena calle.

El otro caso conocido por Tuperfil.Net es el del docente Carlos Mario Ávila y su esposa Maryoris Ramírez, quienes fueron abordados sobre la avenida Pastrana con calle 20 por una patrulla de la Policía. “ Me dirigía a mi casa, a dos cuadras cerca de mi casa me interceptó un policía me dijo que alzara las manos que estaba armado” dijo el docente.

Posteriormente el oficial de la Policía insultó a la esposa del docente, y luego le impuso el comparendo e inmovilizó el vehículo.

Así mismo Elkin Orellano, quien también es músico, denunció haber sido agredido por un policía para inmovilizarle su vehículo. Orellano quien divulgó su foto a través de las redes sociales, fue recluido en un centro asistencial con el fin de suturarle la cabeza en la que sufrió una cortadura bastante considerable.

DSC00478

Un abuso olímpico

Otro de los casos es el del medallista olímpico Oscar Muñoz, quien fue agredido a la altura de la estación de servicio Petromil o bomba de Ava, quien fue golpeado por agentes del Esmad cuando tomaba fotografías a los oficiales cuando inmovilizaban motociclistas sin solicitar papeles.

“ Me le voy a encuerá porque es él” le dijo un miembro del Esmad quienes le dijeron a los oficiales que estaban agrediendo a un medalla olímpico.

Solicitud al alcalde

Ante estos hechos, varios ciudadanos le pidieron a través de TuperfilNet al alcalde Fredys Socarrás que llame la atención de la fuerza pública. “ Es verdad que respaldamos al alcalde de combatir el mototaxismo, pero no podemos aceptar estos atropellos” dijo Luis Ramírez, un motociclista que por poco es agredido por la Policía en un retén instalado en la ciudad.

Otra motociclista que pidió mantener en reserva su identidad, dijo que si bien es cierto el alcalde está haciendo lo correcto con aplicar el Decreto, parece que hubiese enviado soldados a la guerra en vez de personas que contribuyan a la paz.

Oscar Muñoz, frutera bomba de Ava

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

¿Sanas motivaciones?

Querer dirigir los destinos de tu municipio o de tu departamento, es un derecho legítimo q…