Durante la mañana de este martes, el Superintendente Nacional de Salud Fabio Aristizábal Ángel realizó un recorrido por las instalaciones del hospital Rosario Pumarejo de López, para constatar los avances que hasta el momento ha tenido la intervención que inició la Supersalud a mediados del mes de enero de este año y cuyo emisario al frente esta tarea es el agente interventor Duver Vargas.

De acuerdo con Aristizábal Ángel el Rosario Pumarejo muestra algunos avances en materia de servicios, ambiente laboral y el pago de salarios a los trabajadores. “Me voy contento porque la decisión que tomamos desde el Gobierno Nacional de intervenir al hospital va por buen camino”, manifestó el Superintendente Nacional de Salud, quien destacó que luego de encontrar 92 hallazgos de índole administrativo, asistenciales y jurídicos, hoy el hospital ha tomado un camino distinto.

Adicional a eso también comentó que la facturación  ha aumentado en un100%, pasando de $2.000.000.000 a $4.300.000.000. Otro aspecto que ha mejorado tiene que ver con la capacidad instalada y la reapertura de cerca de 12 servicios con especialistas, mejoramiento que ratifican médicos y funcionarios del mismo centro asistencial, quienes se muestran complacidos del trabajo que se viene realizando.

Pese a todos estos puntos positivos, reconoció Fabio Aristizábal que en el caso de los trabajadores aunque la nómina está al día en este 2022, aún están pendientes por pagar el pasivo laboral de meses anteriores. ”De la mano del gobierno nacional vamos a conseguir cerca de $20.000.000.000 para pagar ese pasivo laboral y con la ayuda del gobernador y unas fuentes de financiación vamos a mirar cómo hacemos para pagar ese pasivo viejo con proveedores y dejar al hospital cero kilómetros”, anotó.

En cuanto a la cartera morosa que algunas EPS tienen con el Rosario Pumarejo, el Superintendente Nacional de Salud fue enfático en afirmar que, “muchas de esas EPS que liquidamos no solamente  no tenían los recursos, no tenían las reservas, los indicadores financieros y no tienen el capital para cumplir y honrar sus compromisos”, dijo el funcionario, por lo que se tomó la decisión de liquidarlas y no pensar en deudas del pasado que no se van a recuperar.

Por su parte el Gobernador del Cesar (e) Andrés Meza valoró el trabajo que está ejecutado la intervención de la Supersalud, y se refirió a la culminación de la construcción de la unidad de emergencia que contará con más de 80 camillas lo que mejorará la prestación del servicio. “Adicionalmente con la gestión de la Secretaría de Salud se logró habilitar la facturación donde ya nos aprobó el Gobierno Nacional la suma de más de $20.000.000.000 referente a población migrante, que va a servir para cubrir casi el 100% del pasivo laboral histórico del hospital Rosario Pumarejo”, acotó Meza.

Finalmente el Superintendente Nacional de Salud Fabio Aristizábal añadió que ya se había dado traslado a los entes de control de todos los hallazgos encontrados en el centro asistencial. “Mal trabajo hacía la Superintendencia sancionando al hospital, a una secretaría de salud o una EPS, cuando los responsables seguían haciendo daño por todo el país”, precisó Fabio Aristizábal, quien dijo además que irán contra quienes tomaron las decisiones. “Hoy tengo muchas investigaciones abiertas contra personas naturales y muchas de ellas son del Cesar”, finalizó.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Salud

Puedes leer.

Y nada que les cumplen a los trabajadores del Idreec

¡En crisis! así sigue la situación del Instituto Departamental de Rehabilitación del cesar…