Por lo menos quinientos carremuleros se tomaron la plaza Alfonso López la mañana de este jueves. Los conductores de vehículos de tracción animal, decidieron adelantar la toma, con el fin de exigirle al alcalde de Valledupar Fredys Socarrás Reales, que cumpla con su palabra de cambiarle sus carros por un vehículo automotor.

Pero ahí sin embargo surge otro inconveniente. Mientras el municipio le ofrece a los carremuleros un moto carro, ellos están exigiendo uno tipo Chana con capacidad para cargar hasta una tonelada de peso, tal como ocurre en las ciudades de Cali Bogotá con quienes se dedican a esta labor.

“Hace  dos años y medio estamos buscando acercamiento con la administración, donde solo prometen y prometen pero nada que cumplen” dijo a Tuperfil.Net José Calderón, quien se gana la vida como carremulero.

2 (3)

Según Calderón, ellos han adelantado conversaciones con un concesionario de carros en Valledupar, el cual le deja cada uno de esos vehículos en 18 millones de pesos. No obstante el municipio no tendría que desembolsar el costo del vehículo para alrededor de 500 carremuleros que hay en Valledupar, ya que no todos quieren seguir con esta labor.

Según Calderón, el alcalde Fredys Socarrás tiene en su poder un documento que le pasó la asociación de carremuleros, en el que se le da a conocer que muchos de ellos quieren prestar sus servicios en labores de poda y jardinería,  en otro tipo de negocio para lo cual requieren de un subsidio o crédito,  o verse beneficiados mejoramiento de vivienda.

 Trabajando con dificultades

 A la falta de cumplimiento de su palabra por parte de Fredys Socarrás, los carremuleros se ven a diario enfrentados a cientos de incomodidades para desarrollar su labor.

Una de ellas es la persecución que según ellos, vienen siendo objeto por parte de la Policía Ambiental, la cual les incomoda  a diario.  “ No hay una escombrera en Valledupar, y entonces como no contaminar” dijo uno de los conductores de esos vehículos tracción animal.

3 (1)
José Calderón, carremulero.

Pero sumado a esto está el constante hurto de sus animales. En menos de 15 días se han hurtado 20 caballos, que al parecer son sacrificados en mataderos clandestinos para luego venderlos como carne de res en diferentes frigoríficos de la ciudad.

Por ahora los carremuleros seguirán esperando que el alcalde de Valledupar le cumpla la promesa que les hizo, de  trabajar para “verlos bien”.

Nuevos compromisos del alcalde

La protesta sirvió para que el alcalde Fredys Socarrás Reales atendiera a los carremuleros. En dicha reunión, el mandatario municipal reconoció la importante labor que realizan los más de 300 carromuleros miembros dijo que  “las dificultades financieras  que afrontamos en el municipio, no han permitido  la consecución de los recursos para muchos proyectos, como este de sustitución de los carromulas, pero  sin embargo estamos comprometidos para apropiar del presupuesto 2015, con fuente de ingresos propios  2 mil millones de pesos para darle aplicabilidad  al estudio del ORMET y  definir las líneas se puede apoyar en la sustitución y la generación de unidad de negocios  que resuelvan el bienestar económico de las personas que se dedican a esta actividad”, enfatizó el Alcalde Socarrás Reales.

En este encuentro que se desarrollo en el despacho de la Alcaldía de Valledupar, los miembros de la asociación de Carromuleros, se comprometieron en seguir estudiando y analizando posibilidades de negocios y  definir las líneas de producción que más  se ajuste a las necesidades y competencias  del gremio.

Al final de la reunión y después de lograr el despeje de la Plaza Alfonso López, el  alcalde Fredys  Socarrás Reales, firmó acta de compromiso donde se determinaron los recursos de vigencias futuras que se comprometerían para la sustitución  de estos vehículos

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Movimiento Nacional Carcelario alerta sobre intereses corruptos del INPEC y la USPEC en el proyecto de reforma carcelaria

A través de un extenso comunicado, el Movimiento Nacional Carcelario, ( MNC )denunció la i…