A que abandone el territorio y deje de llevar unos procesos en defensa de derechos humanos, especialmente de mujeres víctimas de abuso sexual, conminaron desconocidos, a través de amenazas que profirieron contra la cabildo indígena arhuaca, Digneris Izquierdo.

La indígena quien  lidera la comunidad de Ati Kuakumaque, resguardo indígena de Nabusimake en Pueblo Bello, dijo que las intimidaciones las recibió a través de mensajes enviados por supuestos guerrilleros del ELN el año pasado.

En esta oportunidad, las intimidaciones las ha recibido por medio de llamadas, por parte de personas que aún no se identifican como miembros de algún grupo armado ilegal.

A las amenazas se suma el hecho de que el pasado 30 de octubre, unos sujetos en moto dispararon en su contra cuando ella se movilizaba en otro vehículo de ese tipo, cerca al centro de la interpretación arhuaca en Pueblo Bello, en momentos que en horas de la noche se dirigía a visitar a su señora madre.

Sobre las causas de estas amenazas, dijo que el ejercicio que  vienen haciendo como mujeres, a nadie le gusta, y menos si habla de violencia sexual y de género. A pesar de que estos hechos han sido denunciados ante las autoridades, de acuerdo con izquierdo, la Unidad Nacional de Protección no le ha brindado las medidas que permitan estar más tranquila, y seguir adelantando sus actividades

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Departamental

Puedes leer.

Siguen despidos masivos en Yuma y Constructora Ariguaní. Extrabajador pide que esto sea investigado

Si para algunas o muchas personas en el departamento del Cesar era desconocido el nombre d…