‘’Estamos preocupados porque nos están cobrando un monto de 800 mil pesos, por una supuesta manipulación de un contador, y eso es mentira, a nosotros nos da miedo tocar eso. Nosotros trabajamos en este negocio de piñatería y nunca nos había sucedido algo así’’, dijo Damaris Mendinueta una empleada de Plasticesar, refiriéndose a Electricaribe la cual al parecer envió a sus funcionarios a que conectara un cable que había sido derivado por un camión en el mes de marzo del año anterior.

El hecho ocurrió en la carrera 8 #16b-17 en el centro de la ciudad.

Según esta mujer el trabajador de la empresa mencionada no hizo la conexión del cable, sino que el día en que llego a la piñatería encontró el contador desprendido de la pared, hecho que fue ocasionado por el carro. En el preciso momento de la visita de los contratistas hacia el lugar, ellos señalaron que el contador había sido manipulado que por lo tanto debían cancelarles la suma de 100 mil pesos a fin de ‘’arreglar’ ’el daño y no pasar un informe donde dijera que en el medidor no había daño alguno.

‘’El daño que usted consiguió allí es por el carro que se llevó todo eso. Eso se desprendió y dejamos eso quieto, nosotros no le vamos a pagar ni un peso a ustedes, eso les toca arreglarlo porque no puede quedar así’’, señaló Damaris Mendinueta el día en que sucedieron los hechos. Al día de hoy agregó que Electricaribe les envió un pliego de cargos en donde se ve que en la copia de este documento no aparece el serial del recibo del negocio.

Además de esto, en los papeles donde se encuentra el pliego de cargos, la empresa de este servicio indicó que en el lugar habían los siguientes artículos: abanicos, licuadoras, televisor grande, lavadoras y demás elementos.

El equipo periodístico de Tuperfil.Net ingresó hasta las instalaciones de la bodega de este negocio, encontrándose con la sorpresa de que solo hay un par de abanicos y bombillos en la bodega donde es descargada la mercancía que allí se ofrece.

_MG_0035(1)

Además, los trabajadores de este sitio han realizado varias cartas a fin de hacerle un llamado a la gerente de Electricaribe, Mónica Hoyos, quien supuestamente es clienta de la piñatería para que ella misma supervise el lugar, porque les están cobrando una sanción, infracción que según el personal de este local nunca realizaron.

Si en las próximas semanas Electricaribe no les resuelve el problema a los propietarios de Plasticesar estos recurrirán a una demanda en contra de la empresa de energía, ya que según estos propietarios en este caso se está haciendo injusticia y no se está midiendo la circunstancia del inconveniente.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

Arroz blanco y sin carne deben comer niños de la zona rural de Pueblo Bello

.Niños estudiantes de la institución educativa San Quintín de la vereda que lleva el mismo…