Desde muy joven asumió la crianza de sus hermanos ante el fallecimiento de su señora madre. Sacrificó el no tener un hogar propio por ser la guardiana del hogar de los suyos. Y lo hizo teniendo como herramienta principal el amor, ese amor que la mueve y hace de ella un ser excepcional.

Es María Candelaria Rosado, pero como a ella no le gusta que la llamen así, se hace llamar Mary Rosado, así a secas.

Ese fue el nombre que pronunció Willian Rosado el pasado sábado en horas de la noche, cuando llamó a quien el Círculo de Periodistas de Valledupar CPV le otorgó el premio como la periodista del año.

Allí estaba Mary, esperando ver a otro subir de nuevo a recibir la estatuilla Sirena Vallenata, sin siquiera imaginar que en esta ocasión ella sería la ganadora. Pero fue ella. Un premio que a modo de ver de la gran mayoría de los periodistas, sino todos, es más que merecido.

Mary Rosado es de esas personas que parece quererla todo mundo. Y eso es muy extraño en el periodismo, un gremio en donde las envidias, los odios sin razón y traiciones no son mitos. Por eso, al recibir la estatuilla no hubo nadie que pataleara.

A Mary se le conoce por su honestidad, por no saber lo que es hablar mal de los demás, otra cosa extraña en el gremio y por ser la maestra de nuevas generaciones.

Con sus regaños amorosos guía a quienes comienzan en este difícil oficio y a quienes ya cumplen muchos años tratando de ser como ella en lo eficiente, pero poco en la ética que la caracteriza.

No sabe hacer otra cosa q ue reportería. Nadie se la imagina en una oficina sentada dando órdenes o incurriendo en actos de corrupción. Su ética no se lo permitiría, su don de servicio no la dejaría desviar sus ojos del mundo llorar como lo hace cuando llega a la Morgue o a algún lugar donde la tragedia se ha hecho presente. Así como una solidaria samaritana se va acercando a quien llora por la pérdida de su ser querido, y poco a poco saca las entrevistas que desea y que permiten que los demás sepan qué pasó.

Mary, la Maluquita como cariñosamente le dicen los periodistas a pesar de su hermosura, es la periodista que en el 2014 fue distinguida con el premio Periodista del Año en el Cesar. Un ser humano del que hay mucho que aprender.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en 

Puedes leer.

¿Sanas motivaciones?

Querer dirigir los destinos de tu municipio o de tu departamento, es un derecho legítimo q…