Con esa bendición, como ocurrió en 2010 con Juan Manuel Santos, comienza su gobierno del presidente Gustavo Petro Urrego. Antes de su posesión oficial el próximo 7 de agosto en Bogotá, Petro decidió viajar a la sierra nevada, donde fue ungido por los manos arhuacos, en un simbólico acto bien visto por las comunidades ancestrales, por tratarse de un reconocimiento a quienes llegaron primero a estas tierras.

Con esa aseguranza, Petro estará este 7 de agosto recibiendo el primer cargo de la nación. Comienza un gobierno que ha prometido el cambio. ¿Pero será un cambio para bien?. El tiempo lo dirá. Hoy Petro llega al poder como ocurre con todo mandatario recién elegido, con la popularidad por lo alto. ¿Cuánto le durará?. Estamos en el país experto en crucificar a los gobernantes antes de tiempo, pero sin atrevernos a sacarlos del poder, aunque hubo quienes lo intentaron desde las calles con Iván Duque, quien ya tiene listas las cajas de la mudanza.

Bienvenido Petro, y que la luna de miel con sus electores, dure.

Por Limedes Molina Urrego

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra

Sin bien es cierto este verso lo popularizó Fabián Corrales en una de sus canciones en la …