La cúpula del Partido Conservador se hizo presente en Valledupar para rendirle homenaje a uno de sus grandes líderes; Alfonso Campo Soto, quien falleció el pasado 14 de agosto en su natal Valledupar. El presidente de la colectividad, Carlos Andrés Trujillo, fue el encargado a nombre su partido, de entregarle los reconocimientos a la señora Omaida Eljach, viuda de Campo Soto, quien estuvo siempre rodeada de sus hijos, cuñados, sobrinos y nietos de su difunto esposo.

Precisamente su hijo Juan Manuel Campo Eljach, encargado por su familiar para dirigirse a los asistentes durante este conmovedor acto llevado a cabo en un hotel de la ciudad, destacó la tenacidad de su señora madre para acompañar a don Alfonso hasta el último minuto de su vida. Pero aprovechó igualmente para agradecer el amor que el partido al que perteneció toda su vida, y el Cesar  por el que tanto luchó, le expresara tanto amor y admiración a su señor padre. “ Mi padre fue un hombre humilde, hoy podía estar sentado con Pastrana y mañana podía estarse tomando un tinto en un barrio cualquiera” dijo Juan Manuel Campo, visiblemente conmovido por los honores rendidos a su progenitor.

La Cámara de Representantes, el Senado de la República, la Asamblea del Cesar y el Concejo de Valledupar, también aprovecharon para entregarles pergaminos de reconocimientos a la familia del desaparecido dirigente conservador.

El sentido homenaje cerró con el canto del compositor Gustavo Gutiérrez Cabello, quien cantó El Cariño de MI Pueblo, canción de su autoría y la favorita de Alfonso Campo Soto. Al final, Gutiérrez unió su voz a la de Tomás Alfonso Zuleta, quien lo acompañó a interpretar varios temas, recordando esa cualidad de parrandero del gran conservador que hoy vuela alto.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Político

Puedes leer.

Exsenador Robledo cuestiona al Gobierno de Petro por no ponerle freno al alza en las tarifas de energía

En otra frustración para los habitantes de la Costa Norte de Colombia, podría terminar las…