Territorios en los cuales el Estado no hace presencia, es ideal para que los grupos armados ilegales sean amos y señores. Lo acaban de demostrar las disidencias de las FARC, en Sardinata Norte de Santander. Allí los miembros del grupo ilegal, hicieron formar a los niños de un colegio para entregarles útiles escolares, como un intento de demostrar que ellos quieren un mejor futuro para el país.

No, eso no se los cree nadie. Eso que pasó no es más que un intento de los de las FARC, de querer posar de Robin Hood, y de burlarse del gobierno, que, dicho sea de paso, por su mano blandengue lo permite.

Aunque nadie desconoce que son muchos los territorios abandonados por el Estado, donde hasta la muerte les llega tarde.

O tenemos un país demasiado extenso, o hemos tenido unos gobiernos mediocres e indolentes, de derecha y de izquierda, la miopía es un mal de todos.

Ahora bien, si me ponen a escoger entre regalar útiles escolares y reclutar a los niños, me quedo con lo primero, aunque de seguro esta última acción no podría ser otra cosa que ganar simpatizantes entre los niños, que luego por agradecimiento o simpatía, podrían vincularse voluntariamente a las filas de las disidencias.

Vacíos que deja el Estado, vacíos que los grupos armados llenan con su maldad.

Cargar artículos relacionados
  • Abril, aguas mil

    Aprieta, pero no ahorca. Dios es bueno, y ya mandó la lluvia. Ahora sí estamos en modo abr…
  • El Tarjetón

    Los que somos un poco mayorsitos tenemos aún fresco en nuestras memorias El Tarjetón. Para…
  • El golpe avisa

    Las reformas que Petro presenta en el Congreso o no salen como entran, o simplemente no sa…
Cargar mas en Opinión

Puedes leer.

Abril, aguas mil

Aprieta, pero no ahorca. Dios es bueno, y ya mandó la lluvia. Ahora sí estamos en modo abr…