El cálculo sugerido por Hacienda elevaría el salario mínimo de los actuales 1’160.000 pesos a aproximadamente 1’276.000 pesos para 2024, marcando un incremento para muchos insignificativo, pero medido para contrarrestar las presiones inflacionarias sin desencadenar desbalances económicos adicionales.

Con la aproximación de las negociaciones sobre el salario mínimo en Colombia, el Ministerio de Hacienda, liderado por el ministro Ricardo Bonilla, ha esbozado un prudente aumento del 10% para el próximo año, buscando equilibrar el poder adquisitivo con la inflación prevista. La propuesta inicial, marcada por una visión conservadora ante los cambios económicos, ha suscitado reacciones diversas entre los colombianos y sectores económicos.

El ministro Bonilla subrayó que cualquier discusión sobre el salario mínimo deberá considerar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) más un incremento adicional del 1%, enfatizando que es vital mantener la capacidad de compra de los trabajadores. De acuerdo con las estimaciones actuales del Banco de la República, que sitúan el IPC en el 9.8%, la oferta del Ministerio podría establecer un punto de partida para las discusiones salariales.

Esta propuesta llega en un contexto donde Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, ha instado a la moderación, advirtiendo sobre los riesgos potenciales de una reforma laboral concurrente que incluye ajustes en la remuneración de días festivos y dominicales. Su llamado a la cautela refleja una preocupación general por mantener la estabilidad en los precios y las tasas de interés, evitando así una escalada en la inflación que podría afectar la recuperación económica del país.

Cargar artículos relacionados
Cargar mas en Perfil Económico

Puedes leer.

¿Cómo combatirá el municipio la pobreza? Jefe de Planeación reconoce que datos del DANE fueron sorprendentes y desalentadores

Valledupar, julio 17 de 2024 La Jefe de la Oficina de Planeación del municipio, Laura Garr…